Fundas de silla para hostelería: elegancia y distinción

Cada vez que vamos a comprar fundas de silla para hostelería ya tenemos que tener pensada en la cabeza la decoración completa del lugar. Es decir, la mantelería, las servilletas, los colores de las paredes de la habitación. Todo debe estar en consonancia y relacionado con el tipo de evento que vamos a organizar. Bodas, comuniones, bautizos, cenas empresariales importantes... Cada vez están más de moda las fundas para las sillas. Si todavía no lo has pensado, las compras deben esperar todavía hasta que sea el momento adecuado.

Desde Hostelería Textil os recomendamos que os informéis con los verdaderos profesionales del sector, que son los que conocemos al detalle las necesidades de nuestros clientes que provienen de toda España. En nuestra página web encontraréis un lugar especialmente destinado a las cubresillas. El blanco parece ser siempre el color protagonista, pero también hay otras posibilidades donde los colores fuertes están bien presentes. A veces los clientes nos encargan cubresillas que van a juego con la mantelería. ¿Qué os parece está opción? ¿Tal vez demasiado recargada? No es una mala idea comprar fundas de sillas para hostelería conjuntadas con los manteles.

Comprar fundas silla hostelería

Vistiendo nuestro mobiliario para un evento social

Comprar fundas de silla para hostelería no es más que vestir el mobiliario que tenemos en el restaurante para ponerlo más elegante. Sería algo así como el vestido de las señoras, pues igual para las sillas. Algunos tienen botones en la parte trasera y lo mismo sucede con las sillas. No todas tienen los mismos diseños, ni telas, ni calidades. Todo tiene un porqué y a continuación, vamos a explicarlo en profundidad. ¿Cuál es el tejido más adecuado para las fundas de silla para la hostelería? Debe ser uno que no se arrugue con facilidad y sea de fácil planchado. Una boda dura bastante horas y las sillas deben estar en perfecto estado en todo momento. Por lo tanto, lo mejor es optar por el poliester, que es muy resistente.

Cuando vamos a comprar fundas de silla para la hostelería hay que pensar también en los colores. Blanco, negro y beige son tonos que combinan bien con todos los estilos. Pero, recordemos, el blanco siempre es el más elegante. En la parte de atrás de las sillas es donde la imaginación hace que los creadores dejen su estilo bien plasmado. A veces vemos que las fundas para sillas tienen un lazo o añaden uno ramo con flores, en caso de que sea una boda. Para una cena formal quizás el ramo con flores resulte muy recargado, pero todo depende de la reunión social que vayamos a organizar.

Cualquier duda que tengáis a la hora de comprar fundas de silla para hostelería no dudéis en compartirla con nosotros. Desde Hostelería Textil estamos a vuestra disposición.


Contacta con nosotros